viernes, 14 de septiembre de 2012

Más apuestas por la vida

Por Jonathan Ball / BBC Ciencia Londres - Los científicos han desarrollado modelos para que les ayuden a identificar planetas en sistemas solares lejanos que sean capaces de albergar vida. Los cálculos sobre la cantidad de planetas habitables han estado basados en la probabilidad de que tengan agua en la superficie. Pero un nuevo modelo les permite a los investigadores identificar planetas con agua subterránea que permanece en estado líquido a raíz del calentamiento planetario. La investigación fue presentada en el Festival de Ciencia Británico, en la ciudad escocesa de Aberdeen. Agua superficial El agua es fundamental para la vida como la conocemos. Los planetas que están muy cerca de su sol pierden agua superficial por la evaporación. En los planetas más alejados del sol, el agua está congelada. El dogma era que para que pudiera existir el agua en forma líquida (es decir en la forma capaz de dar vida), un planeta debía estar a la distancia correcta de su sol. Es decir, en la zona habitable. Sean McMahon, estudiante de doctorado de la universidad de Aberdeen, que está llevando a cabo el proyecto, explicó que “se trata de un rango de distancias desde una estrella en la que la superficie de un planeta similar a la Tierra no es ni demasiado caliente ni demasiado frío para que el agua sea líquida”. “Así que, tradicionalmente, las personas han dicho que si un planeta está en esta zona ‘ideal’ entonces puede tener agua líquida en su superficie y ser un planeta habitable”. Pero los investigadores están empezando a pensar que la teoría ‘ideal’ es demasiado simple. Fuentes de calor Los planetas pueden recibir calor de dos formas: directamente de una estrella o desde el fondo del propio planeta. Mientras se desciende a través de la corteza de la Tierra, las temperaturas van aumentando. Incluso cuando la superficie está congelada, puede haber agua debajo del suelo. Inmensas cantidades de agua, de hecho, llenas de vida primitiva. Como dice el profesor John Parnell, de la Universidad de Aberdeen, quien lidera el estudio: “Existe un hábitat significativo de microorganismos debajo de la superficie de la Tierra, que se extiende por varios kilómetros”. “Y algunos creen que la mayor parte de la vida en la Tierra podría residir en esta biosfera profunda”. El equipo de Aberdeen está desarrollando modelos para predecir qué lejanos planetas podrían albergar depósitos subterráneos de agua líquida con la posibilidad de vida extraterrestre. Al explicar su argumento, McMahon dice: “Si se toma en cuenta la posibilidad de biosferas profundas, habrá problemas para conciliar esa información con la idea de una estrecha zona habitable definida solo por las condiciones en la superficie”. A medida que uno se aleja de la estrella, la cantidad de calor que un planeta recibe de una estrella disminuye y el agua de la superficie se congela. Sin embargo, el agua que queda atrapada en el interior permanecerá líquida si el calor interno es lo suficientemente alto. Esa agua podría sustentar la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada