viernes, 14 de septiembre de 2012

Modelo a imitar Carlos Correa

Por Antolín Maldonado Ríos / arios@elnuevodia.com Santa Isabel – La fama y la fortuna que de repente han impactado su vida surgen del béisbol, pero ayer no acudió a la Escuela Superior Elvira Colón a hablar de la pelota, sino de eso que lo ha llevado a conquistar un temprano éxito sin haber alcanzado aún la mayoría de edad. “La juventud no está perdida, eso es para que usted vea, aquí está Carlos Correa...”, rezaba el estribillo del tema grabado por el reguetoreno santaisabelino Harold ‘El Guerrero’ Bones, utilizado ayer para presentar al pelotero de la organización de los Astros de Houston. Invitado por la Confra, asociación cristiana no denominacional compuesta por estudiantes del mismo plantel, el prospecto que cumplirá sus 18 años el sábado 22 de septiembre contestó preguntas de sus pares, de quienes capturó la atención desde que llegó al patio interior. Arremolinados frente a la pequeña tarima colocada en el patio, y otros desde el segundo nivel del edificio, no quitaron su mirada ni su atención mientras Correa se dirigió a los presentes contestando cada una de las preguntas que los estudiantes habían escrito de antemano. La actividad comenzó con un breve programa que incluyó una presentación artística a cargo de la danzora Xiomary Rodríguez y del estudiante Ángel Miranda, quien interpretó una pieza del cantautor cristiano Jesús Adrián Romero. Acto seguido Javierlis Cartagena, ‘master trainer’ del proyecto Tus Valores Cuentan del Departamento de Educación, destacó la presencia del prospecto pelotero escogido en el primer turno del sorteo de novatos de las Grandes Ligas el 4 de junio, convirtiéndose en el primer puertorriqueño que se va en el turno inicial del draft. “Tomen a Carlos como un ejemplo de lo que es carácter, una persona que a base de disciplina miren donde está ahora”, indicó la coach. “Hay cosas que vienen después. Siempre he tenido a Dios por encima del béisbol, porque es más importante que el béisbol”, dijo por su parte Correa cuando una de las estudiantes le preguntó en qué orden colocaba las siguientes prioridades: el béisbol, la educación, Dios y la familia. “El béisbol es algo bien importante para mí, pero la realidad es que siempre Dios estará primero. Yo siempre estuve enfocado en estar en comunicación con Dios, tener buena educación y buenos estudios y luego venía el béisbol”. Incluso Correa recordó que si no hubiera logrado aún su sueño de firmar como profesional, se hubiera inclinado por los estudios en contabilidad, aprovechando el acuerdo de intención que firmó con la Universidad de Miami antes del draft. Habló también acerca de sus primeras experiencias como profesional este verano, dentro y fuera del terreno. Al parecer a algunos compañeros les sorprendió que el primer pick de los Astros de Houston asistiera a la iglesia en su tiempo libre en la Rookie League. “Pude hablar con ellos y han ido entendiendo que la vida es un balance. Que si tienes a Dios como tu prioridad, las cosas te van a salir mucho mejor. Pude impactar a algunos jóvenes durante mi primer año como profesional y espero seguir haciéndolo durante toda mi carrera”. La bibliotecaria Eda Moreno, quien gestó la visita de Correa con la ayuda de la Confra, vio la experiencia como “un respiro”. “Se nos están abriendo puertas. En esta escuela no era fácil traer este tipo de ejemplo pero, en Santa Isabel, Dios nos ha dado un respiro con la presencia y la oportunidad que nos da Carlos Correa, de ver que los sueños se pueden lograr”, dijo Moreno. “Son cosas que nuestros jóvenes carecen ellas... de ver que otros jóvenes de abajo (sin recursos económicos) pueden llegar. Vivimos en un tiempo en que si no eres tío de o no tienes el padrino tal... Carlos sin nada de eso, lo logró”. Miguel Naveiro, estudiante del plantel, dijo que quedó impactado por las palabras de Correa al hablar de cuáles fueron sus prioridades para alcanzar su sueño, mientras que a Leila Santiago le agradó el mensaje de motivación del pelotero, quien habló de perseguir los sueños, no solo en el deporte, sino en la música o las artes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada