miércoles, 19 de septiembre de 2012

Más corruptos que nadie

Por José A. Delgado / jdelgado@elnuevodia.com WASHINGTON – En ningún estado de Estados Unidos hubo más convicciones por corrupción gubernamental durante 2011 que en Puerto Rico, según la División de Integridad Pública del Departamento de Justicia federal. Las 130 convicciones ocurridas en la Isla en 2011 marcaron, además, el total más alto en un distrito de la Fiscalía federal durante cualquier año de la pasada década. El total de casos en Puerto Rico en 2011 supera incluso el de los cuatro distritos de California ese año, a pesar de que en ese estado residen más de 37 millones de personas, una población 10 veces mayor que la de la Isla. Entre las cuatro oficinas de California, el pasado año hubo 52 convicciones federales por corrupción gubernamental, menos de la mitad que en la Isla. En su informe anual al Congreso, la División de Integridad Pública del Departamento de Justicia indicó que el análisis de convicciones por corrupción logradas por las 93 oficinas de distrito de la Fiscalía federal precisa que solo Nueva Jersey tuvo más que Puerto Rico entre 2002 y 2011 (429 a 396). “Ofensa” a la democracia “La corrupción en cualquier nivel del Gobierno ofende los ideales bajo los cuales nuestra democracia se construye. No podemos permitir que el aprovechamiento de su cargo por parte de los oficiales electos quede impune”, indicó ayer la fiscal federal de San Juan, Rosa Emilia Rodríguez, en una declaración escrita, al divulgar el informe. El exfiscal federal Ignacio Rivera, abogado y analista radial, indicó que, como director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Luis Fraticelli -ahora asignado a Washington- puso en marcha “un task force” a gran escala para combatir la corrupción. “Fraticelli encontró que la corrupción gubernamental era espantosa. Esas semillas que sembró Fraticelli están dando frutos. Son casos que son producto de varios años de investigación en torno a la corrupción rampante de empleados públicos que existe en Puerto Rico”, dijo Rivera, en entrevista telefónica. En 2011, el estudio de la organización alemana Transparencia Internacional ubicó a Puerto Rico como el país número 39 más propenso a la corrupción. Ese mismo año, después de haber arrestado en 2010 a 133 agentes policiales en un operativo contra el narcotráfico, la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia -en un informe en que denunció el funcionamiento de la Policía de la Isla- mantuvo que “el grado de corrupción y conducta criminal policiaca en Puerto Rico es elevado”. Peor que nunca Para el exrepresentante independentista David Noriega, quien fue uno de los copresidentes de la comisión anticorrupción del gobierno de Sila María Calderón, el nuevo informe de la División de Integridad Pública del Departamento de Justicia federal puede significar que la situación está peor que nunca. “No hay modelos a seguir en el Gobierno. Tenemos un gobernador que no cree en el Gobierno, que favorece a sus amigos con contratos. Eso sirve de incentivo para un alto índice de corrupción”, dijo Noriega. A Noriega le preocupa que las dependencias del Gobierno de Puerto Rico, como el Departamento de Justicia y la Oficina del Contralor, no parezcan estar combatiendo la corrupción con fuerza. Las 130 convicciones federales por corrupción en Puerto Rico en 2011 representaron más del 11% de todos los casos logrados por los fiscales en los 93 distritos que tiene el Departamento de Justicia de Estados Unidos, según se desprende del informe. En total, por medio de las 93 oficinas de Fiscalía federal fueron acusados en 2011 1,082 funcionarios federales, estatales y locales, así como ciudadanos, por delitos relacionados a la corrupción gubernamental. Los veredictos o aceptaciones de culpabilidad, que incluye casos sometidos en años anteriores, sumaron 1,107.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada