lunes, 29 de octubre de 2012

No da tregua el contagio del dengue

Se han reportado casos de dengue en 76 de los 78 municipios de Puerto Rico. (Archivo) Por Marga Parés Arroyo / mpares@elnuevodia.com
A tres semanas de haberse declarado una epidemia de dengue, y con informes extraoficiales sobre una séptima muerte sospechosa, el Gobierno de Puerto Rico da la impresión de que no ha podido contrarrestar esta enfermedad. La información más reciente del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), que se remonta a antes de que se declarara la epidemia (semana del 8 de octubre), revela datos altamente preocupantes, con prácticamente toda la Isla cubierta con casos sospechosos de dengue. En el mapa de contagio del Informe Semanal de Vigilancia de Dengue, solamente quedan fuera los municipios de Aibonito, Florida y Culebra. Sin embargo, a través de llamadas telefónicas a hospitales y centros de diagnóstico y tratamiento (CDT) de estos pueblos, El Nuevo Día encontró que solo Culebra aparenta no haber reportado casos, según informó ayer Emérito Amaro, enfermero de turno del CDT culebrense. Esto significa que en 77 de los 78 municipios del Puerto Rico se han registrado casos de esta enfermedad transmitida a través de la peligrosa picada del mosquito Aedes aegypti. El pasado viernes, el secretario del Departamento de Salud, Lorenzo González, notificó a través de declaraciones escritas que, además de las seis muertes previamente confirmadas, ya sumaban 25 los casos de dengue hemorrágico, la vertiente más peligrosa de este virus. Al 6 de octubre, la curva de contagio se mantenía por encima del umbral epidémico. Investigan otra muerte Fuentes de este diario informaron ayer que hay una séptima muerte que se sospecha fue provocada por el virus del dengue. La víctima fue un hombre residente en el municipio de Canóvanas. Cuando decretó la epidemia el pasado lunes 8 de octubre, el titular de Salud aseguró que la agencia no necesitaba dinero adicional del Gobierno federal o estatal para atender esta emergencia de salud pública. En ese momento, González anunció la creación de una línea telefónica, bautizada Línea de Alerta del Dengue, para recibir querellas de ciudadanos que quisieran alertar de criaderos en su comunidad, así como de proveedores de salud que enfrenten problemas con las aseguradoras al brindar servicios a los pacientes. Cientos de querellas Según supo este diario, ya suman más de 800 las querellas de la ciudadanía a la Línea de Alerta del Dengue, aunque el Programa de Higienización del Ambiente Físico Inmediato (HAFI), donde se canalizan la mayoría de estas querellas, solo cuenta con tres inspectores de vectores. Mientras, la ciudadanía intenta enfrentar -cada cual como puede- la epidemia. El Nuevo Día supo que en algunos colegios se determinó flexibilizar los reglamentos con relación a los uniformes, para que los niños asistan con pantalones largos. En otros, se les ha solicitado a los padres que envían suministros de insecticidas. Altos los casos Los hospitales y las oficinas médicas continúan siendo el barómetro que refleja cómo los casos se mantienen altos, justo en el pico de la temporada alta. “Ha sido bien significativa la cantidad de casos que nos han llegado y los nenes llegan bien malitos. Parece que esta cepa (de dengue) es más agresiva”, dijo el doctor Rafael González, director de Emergencias Pediátricas del Ashford Presbiterian Hospital. Según el galeno, los más afectados son los adolescentes. Alfredo Volckers, de la Asociación de Hospitales, comentó que en el sistema de Hospitales Metro Pavía se notó un aumento en los censos de hospitalizaciones pediátricas durante el mes de octubre, aparentemente, por dengue. El doctor Jaime Viqueira, director del área pediátrica del Hospital San Antonio, en Mayagüez, indicó que, al menos las primeras dos semanas de octubre, se veían de tres a cuatro casos diariamente en la sala de emergencias. Por su parte, la doctora Carmen Suárez, del Departamento de Pediatría del Hospital San Pablo, sostuvo que, aunque esta institución hospitalaria no se ha desbordado con casos de dengue, algunos han tenido que ser recluidos en la Unidad Pediátrica de Cuidado Intensivo. Según el doctor Carlos Santiago, del municipio de Bayamón, hace dos semanas se notó un aumento significativo de casos entre residentes del sector Sabana y el barrio Hato Tejas, pero aparentemente ya está controlado. Mientras tanto, el doctor Víctor Torres Santo Domingo, pasado presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría, señaló que las últimas tres semanas la cantidad de casos sospechosos ha aumentado marcadamente. Recalcó, sin embargo, que la mayoría de los casos que ha visto en su oficina en Carolina los ha podido manejar de forma ambulatoria con un monitoreo constante. “Esto (los casos de dengue) ha sido constante desde el mes de julio”, dijo la pediatra Yvette Piovanetti, quien coincidió en que la población que más se ha hospitalizado ha sido la de los adolescentes. “Lo que nos llega a los hospitales son los casos más severos. La mayoría va a las oficinas médicas”, puntualizó la infectóloga Ángeles Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada