viernes, 30 de marzo de 2012

Los delfines forman alianzas


BBC Mundo

Londres - Los delfines machos se organizan en grupos similares a las bandas juveniles, según un nuevo estudio.

Un equipo internacional de científicos estudió durante cinco años poblaciones de delfines nariz de botella (Tursiops sp) en la Bahía de los Tiburones en el oeste de Australia.

Estos animales se desplazan en grupo a lo largo de áreas de cientos de kilómetros cuadrados.

Muchas veces se cruzan con otras poblaciones desconocidas y deben decidir cómo responder, lo que deja en evidencia su alto grado de inteligencia, según los autores del estudio.

relaciones estratégicas

Ante un encuentro con desconocidos, los delfines observados en la Bahía de los Tiburones respondieron creando tres tipos de alianzas.

Una primera posibilidad es organizarse en pares o tríos para capturar e incorporar a su grupo hembras fértiles de otra población.

Para impedir que otros machos se acerquen, “acompañan a las hembras en cortejos que pueden durar más de un mes”, explicó el investigador estadounidense Richard Connor, quien viene estudiando delfines en Australia desde hace dos décadas.

En una segunda respuesta, los animales pueden organizarse en equipos de entre cuatro y 14 machos que defienden al grupo o lanzan ataques contra otras poblaciones para capturar hembras. Los investigadores señalan que, al igual que en las comunidades de chimpancés, los machos en estas poblaciones de delfines tienen un rol defensivo.

En una tercera posibilidad, los mamíferos de diferentes grupos se juntan para crear un gran ejército de delfines que trabajan juntos para defender a sus hembras de la agresión de otros grupos muy numerosos.

Sociedades complejas

Los animales deben ser “increíblemente inteligentes” para vivir en sociedades de este tipo, señaló Connor a la BBC. Constantemente deben decidir si un animal no familiar es potencialmente un aliado o una amenaza.

“Una de las ideas más aceptadas es que la evolución de cerebros grandes fue impulsada por relaciones sociales complejas”, explicó Connor.

Cuando se encuentran con delfines de otro grupo, los mamíferos marinos de la Bahía de los Tiburones no reaccionan automáticamente con agresión, adoptando una actitud de “nosotros contra ustedes”.

En cada caso, los animales deciden cuándo mostrar agresividad y cuándo comportarse en forma amigable para crear alianzas. En algunas ocasiones, los delfines incluso abandonan la lealtad a su grupo original y se unen a otra población.

Hasta ahora, los seres humanos y estos delfines en la Bahía de los Tiburones son los únicos seres vivos en los que se han observado estos múltiples niveles de alianzas.

Los delfines viven además en “sociedades abiertas”, según Connor. En lugar de vigilar un territorio específico, los machos protegen lo que el investigador describe como un mosaico de espacios que se solapan.

Entender las interacciones sociales de los animales en su medio natural es fundamental, según Nichola Quick, científica de la Unidad de Investigación sobre Mamíferos Marinos de la Universidad de St Andrews, en Escocia.

“No podremos comprender el verdadero impacto que las interacciones con seres humanos tienen sobre los animales si no conocemos su comportamiento social en el medio natural”, dijo Quick a la BBC.

El estudio fue publicado en la revista de la Academia de Ciencias Británica, Proceedings of the Royal Society Biology.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada