viernes, 30 de marzo de 2012

La violencia en el noviazgo

viernes, 30 de marzo de 2012

Olga Román / Primera Hora

La violencia en el noviazgo es aquel patrón de comportamiento en el que se usa la violencia y el maltrato físico, emocional y/o sexual contra la pareja sentimental durante la etapa del noviazgo, según establece Angie González, psicóloga licenciada con especialidad en consejería.



La psicóloga indica que dicha violencia se tiende a manifestar con mayor frecuencia del varón hacia la mujer. Sin embargo, éstas también pueden ser maltratantes contra sus novios.

La violencia en el noviazgo se caracteriza por el uso de insultos, humillaciones, burlas, celos sin motivos, infidelidad, violencia física, amenazas e intimidación contra la persona a quien se maltrata.

NegaciónLa psicóloga sostiene que gran parte del problema de la violencia en el noviazgo es que las víctimas tienen mucha dificultad para identificar y aceptar la situación. “No sólo piensan que el maltratante va a cambiar, también piensan que ellas son las culpables del maltrato. No podemos olvidar que ellas están ligadas a su novio por un factor emocional afectivo, están enamoradas. La relación de noviazgo tiene un componente de ilusión y expectativa de un futuro positivo. Eso hace que ellas abriguen esperanzas de que las cosas van a cambiar”, advierte.

Aumento gradualGonzález establece que es muy raro que un incidente violento surja de la nada. “La realidad es que el agresor va cometiendo pequeños atropellos, faltas de respeto, acciones egoístas, imponiendo límites y dando órdenes a la pareja poco a poco”.

Esos comportamientos suelen ir acompañados de una imputación de culpa a la víctima como “es que tú me provocas”, “es que te lo buscas”, “si no haces eso, yo no me pongo violento” o “tú haces que yo me descontrole”, entre otras frases. “Así, la víctima se enfoca en sus propias conductas (las que supuestamente provocan o justifican la agresión) y no se fija en las conductas violentas de su pareja. Eventualmente, los incidentes se tornan más violentos y ya la víctima se ha acondicionado a soportarlos”, acota.

Busca ayuda Si una joven ha sido agredida física o verbalmente por su pareja, debe buscar ayuda profesional de inmediato y todos los apoyos que la ley le provee. “Hay variadas alternativas y recursos disponibles para ayudar a una persona a salir de un ciclo de violencia. Muchas personas piensan que la ley protege sólo a la víctima dentro del matrimonio o la convivencia pero no en el noviazgo y por eso no radican querellas o buscan ayuda”, asevera la psicóloga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada