martes, 22 de noviembre de 2011

Por la libre Palo Seco


Por Maricelis Rivera Santos,


La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) no tiene que ajustarse a quemar combustible con un contenido de azufre de 0.50 por ciento (%) en la Central Termoeléctrica de Palo Seco, como sí debe hacerlo en las demás plantas generatrices, explicaron el director ejecutivo Otoniel Cruz Carrillo, la abogada Nitza Vázquez y la ingeniera química Myrna Massanet.

“De la parte reglamentaria, el Acuerdo de Consentimiento y los permisos de operación aplicables a San Juan, Aguirre y Costa Sur me limitan a 0.50 por ciento de azufre. En el caso de Palo Seco, lo que me regula es el programa de Título Cinco (Ley federal de Aire Limpio) y mi límite es hasta 1.5% de azufre”, explicó Massanet, del Directorado de Generación.

Los funcionarios indicaron que llegaron a esa interpretación por el análisis que hacen de la enmienda del 21 de junio de 2004 al Acuerdo de Consentimiento firmado entre la AEE y la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

“Esa modificación del acuerdo establece que de una manera escalonada, la Autoridad va a comenzar a reducir el por ciento de azufre que se está utilizando en las centrales hasta llegar a 0.50%, pero también establece unas fechas donde termina ese compromiso de uso de combustible con un máximo de 0.50 y basado en esas fechas, en esa modificación que se firmó, se establece que en el caso de Palo Seco, ese compromiso terminaba el 18 de julio de 2009. Por lo tanto, ahí deja de aplicar el Acuerdo para ese parámetro, para los otros tres parámetros regulados bajo el Acuerdo, siguen aplicando los requisitos del Acuerdo”, puntualizó la ingeniera.

Al examinar una copia de la enmienda del 2009 provista por la AEE a EL VOCERO, se encontró la cláusula 16 de la sección cuatro denominada “Contenido de azufre en el combustible”, que lee: “en la instalación de la AEE en Palo Seco, la AEE tendrá que continuar usando combustible con un contenido de azufre que no sea mayor de 0.50 % hasta el 18 de julio de 2009”.

“A pesar de lo que explica la compañera, hemos mantenido la misma política de uso del 0.50, que le aplica al resto de las otras plantas”, aclaró el Director Ejecutivo.

No obstante, la situación de la emergencia de la antigua Caribbean Petroleum Corporation (Capeco), donde la corporación se quedó sin varios de los tanques de almacenamiento de combustible que alquilaba allí y con ello, el suplidor perdió la capacidad para hacer las mezclas para llegar a 0.50, obligó a usar combustible con más contenido de azufre.

Massanet mencionó que el 3 noviembre de 2009, la corporación escribió una misiva al director de la EPA para Puerto Rico y el Caribe, Carl Axel Soderberg, para indicar que por la emergencia, debían usar un combustible con más azufre.

Dijo que se hizo esa acción pese a que consideraban que ya el Acuerdo no les aplicaba. La misiva firmada por Confesor Vega Maisonet, jefe de la central generatriz Palo Seco, en ese momento, no hace referencia a esa opinión del acuerdo. Dijo “estamos notificando bajo fuerza mayor la posibilidad de una potencial quema de combustible fuera de las especificaciones de la Autoridad”.

Un memorando con fecha del 30 de octubre de 2009 de parte del administrador de Combustible, William Rodney Clark, y del administrador de Generación, Transmisión y Distribución, Josué A. Colón Ortiz, al director ejecutivo Miguel Cordero, establece que el suplidor Shell Trading US Company (Stusco) declaró “fuerza mayor” al no poder suplir la mezcla de 0.50 para Palo Seco y San Juan.

“La oferta de Shell Trading US Company es para una entrega inicialmente coordinada para mezclar en las facilidades de CPR e indica que el combustible tiene un por ciento esperado de azufre de 0.55 versus el contratado de 0.50”, reza el documento y explica que era el único cargamento que podía llegar a tiempo para evitar limitar operaciones en las centrales.

En ninguno de los documentos referidos a EL VOCERO se da cuenta de que no les aplica el Acuerdo de Consentimiento para Palo Seco, excepto en una carta enviada al presidente de la Junta de Calidad Ambiental, Pedro Nieves Miranda, el 23 de noviembre de 2009, por Cordero en la que explicó la situación a raíz del siniestro en Capeco.

Massanet señaló que la EPA sí fue informada de que no tenían que cumplir con ese parámetro mediante una reunión que la licenciada Vázquez sostuvo el 10 de noviembre de 2009 con personal de la División del Caribe, en Santurce, de la que participaron por teleconferencia funcionarios de la EPA, en la sede de la Región Dos en Nueva York.

Igualmente, el Administrador de Combustible presentó a la EPA el informe trimestral correspondiente a noviembre del 2009 en el que detalló “no hay ningún reporte de fallas o requerimientos del Programa de Calidad de Combustible este mes”. En ese reporte que deben hacer por disposición del Acuerdo de 1999, se presentaron los valores de azufre que quemaron en Palo Seco, que incluyeron muestras de combustible con 0.51 y 0.53%.

“El insumo es, cuál es tu preocupación si estás en ley y nunca nos dijeron nada. Al contrario, nunca ha venido un escrito que ellos entendieran que estamos interpretando incorrectamente la situación de la Central Palo Seco con respecto a azufre, inclusive bajo el Acuerdo tenemos que radicar un informe de cumplimiento de aire y agua trimestralmente. Nosotros informamos el consumo de ese combustible y nunca nos han respondido, ni dicho que tenemos que pagar multas ni nada”, subrayó Massanet secundada por Vázquez.

Afirmó que fundamentada en esa concepción, fue ella quien recomendó a las demás secciones de la AEE que especificaran en la documentación, que el combustible que reciben para Palo Seco que no sea de 0.50%, se exponga que no cumplió con especificaciones de contrato y no de reglamentación, como de ordinario sucedía.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada