martes, 1 de noviembre de 2011

Aumenta la cantidad de puntos de drogas


Francisco Rodríguez-Burns / Primera Hora
A pesar de los grandes avances que las autoridades proclaman en la lucha contra el narcotráfico con el arresto de importantes cabecillas del mundo de la droga y la desarticulación de sus organizaciones criminales, las agencias policiales han detectado un aumento considerable en la cantidad de puntos de drogas que, en muchos de los casos, son controlados por pandillas pequeñas que intentan ocupar espacios de poder.

El aumento en la violencia también coincide con un reposicionamiento de Puerto Rico como uno de los puentes principales para el envío de drogas a Estados Unidos, mientras las autoridades federales les aprietan el cerco a organizaciones que operan en la frontera entre México y Estados Unidos. La nueva ofensiva de las empresas criminales también ha servido como uno de los motores para la violencia que experimenta el país.

Todo apunta a que el 2011 se finalizará como el año más violento en la historia de Puerto Rico, pero gran parte de los atentados se relaciona con la guerra entre las gangas. No obstante, las autoridades estatales y federales fundamentan sus logros en sus megaoperativos y en el alto nivel de convicciones que, irónicamente, se vincula a la gran cantidad de asesinatos.

“Sí hay una correlación, seguro que lo hay. Pero, ¿por eso vas a dejar de hacer tu trabajo? ¿Vamos a permitir que se continúe contaminando nuestros niños en la calle? No”, indicó el secretario de Justicia, Guillermo Somoza Colombani.

Según aseguró una fuente del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), la caída de los grandes hampones de la droga, como Ángel Ayala Vázquez (“Angelo Millones”), Elvin Torres Estrada, mejor conocido como “Muñecón”, y José “Coquito” López puede vincularse a un aumento en la violencia. De hecho, la alta tasa de asesinatos puede reflejar la desorganización de las gangas que intentan llegar al poder. “Cuando cortas la cabeza, siempre habrán otras personas dispuestas a ocupar ese espacio. Eso sucedió, por ejemplo, con Angelo Millones”, aseguró el funcionario consultado.

El alto nivel de violencia que se está registrando en el país también es indicativo de las estructuras de las bandas, su radio de acción y su capacidad operacional. Estructuras como la de Angelo Millones y López, aunque capaces de actuar con violencia extrema, también mantenían un control relativo sobre sus comunidades. Está ampliamente documentado en páginas cibernéticas que éstos establecieron un grupo llamado “Organización de Narcotraficantes Unidos (ONU)”, que insistía en un cese al fuego entre las principales organizaciones de la zona metropolitana. Del mismo modo, surgió “Los Rompeonu”, otro grupo que consideraba que los grandes capos monopolizaban el negocio ilícito.

Pero igual que sucedió durante los años 90, con la ocupación de los residenciales por la Policía y la Guardia Nacional, versiones extraoficiales apuntan a que se ha intensificado la violencia a raíz de organizaciones que se han visto desplazadas por acciones policiales.

A diferencia de Estados Unidos, donde existen gangas que se pueden formar por la ascendencia de sus integrantes o su credo urbano, en Puerto Rico las pandillas tienden a ser más territoriales. En un mismo residencial, por ejemplo, puede haber más de una ganga, que se clasifica como tal por tener, por lo menos, cinco miembros. Según precisó un supervisor de la Unidad Antigangas de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), José Fernández Lopategui, se han identificado gangas cuyos tentáculos se extienden al exterior. “Siempre hay alguien que está dispuesto a llenar el vacío de liderato, pero esto no es un ejercicio en futilidad. Hay lugares donde la organización sí ha sido desmantelada y no ha vuelto a crecer”, indicó el funcionario.

El Departamento de Justicia encaminó un plan de trabajo para contener el narcotráfico, como Golpe al punto y Golpe al usuario. La primera iniciativa, trabajada en conjunto con la Fiscalía Federal, ha culminado con el arresto de 1,828 sujetos. El récord de convicción hasta ahora no ha tenido precedente en los tribunales locales. Según se desprende de las estadísticas más actualizadas de Justicia, se ha encontrado causa probable a 777 de los arrestados en vista preliminar, mientras que 560 han sido sentenciados a cárcel. Sólo 36 casos se han caído en vista preliminar desde que comenzó el operativo, que ha contado con grabaciones de los arrestados.

La otra iniciativa tiene el propósito de detener y procesar a suplidores de drogas, pero pese a todos los avances, las autoridades estatales también han detectado un aumento en puntos pequeños. “Tú le cierras este cerco y ellos te buscan otro”, indicó Somoza Colombani.

Según el director de la División de Crimen Organizado de Justicia, Jorge Colina, nunca se podrá decir que las autoridades “están ganando la guerra contra el narcotráfico”. “Ayer era Angelo Millones, pero hoy es alguien que aún no conocemos, pero que campea. Estamos enfocados en atacarle el negocio”, dijo Colina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada