lunes, 17 de octubre de 2011

Regionalizarán Pruebas de Aprovechamiento Académico


Por Yamilet Millán Rodriguez,

El secretario de Educación, Jesús Rivera Sánchez planifica revisar las Pruebas de Aprovechamiento Académico (PPAA), para que no sea la misma prueba para todos los estudiantes y así evaluarlos de acuerdo a las particularidades de cada región. La determinación de hacer el cambio se tomó luego que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama flexibilizó la Ley Ningún Niño Quede Rezagado (NCLB, por sus siglas en inglés), según explicó el Secretario.

La preparación académica de los estudiantes será medida de acuerdo a las particularidades de cada comunidad escolar.

Esto quiere decir que por ejemplo, los estudiantes de San Juan serían evaluados con una prueba diferente a la que tomarán los estudiantes de Ponce.

Rivera Sánchez dijo a EL VOCERO que próximamente solicitará a la agencia federal beneficiarse de los cambios de la Ley NCLB. Obama estableció mediante orden ejecutiva que el progreso académico de los estudiantes no sólo se medirá por los resultados de las pruebas y eliminó la fecha que tenían las jurisdicciones para demostrarlo.

“La orden nos indica que no necesariamente nos vamos a ver precisados a utilizar un solo instrumento para medir el progreso académico de los estudiantes. Podemos continuar con las Pruebas Puertorriqueñas, pero podemos utilizar las pruebas por área de acuerdo a las particularidades de cada comunidad escolar”, explicó Rivera Sánchez.

Dijo que el gobierno federal se percató que lo que establecía la ley federal era una meta irreal, que no tomaba en consideración las particularidades que definen las comunidades escolares.

“Luego de la orden ejecutiva no hay una fecha específica para que las escuelas cumplan y no se pierdan los fondos federales”, expresó el Secretario luego de aclarar que los cambios no significarán que serán menos rigurosos en los procesos académicos.

El DE bajo la dirección de Rafael Aragunde invirtió $23 millones en el diseño de unas nuevas PPAA que convirtieron el examen en un instrumento de evaluación renovado. Maestros se encargaron de desarrollar las pruebas, adaptadas a los estándares puertorriqueños.

Las PPAA se han convertido en el cuco para los estudiantes quienes nunca han obtenido la puntuación requerida por el Departamento de Educación federal.

La agencia celebró este año el progreso de los estudiantes, pero aun así los estudiantes no alcanzaron el promedio adecuado. En la materia de español obtuvieron un 45 por ciento de proficiencia mientras en el 2010 el resultado fue 40 por ciento.

Desde la aprobación de la Ley NCLB, en el 2002, el DE utiliza las PPAA como instrumento de medición para determinar el aprovechamiento académico de los estudiantes de tercero a octavo grado y undécimo. La ley en ese entonces establecía que para el 2014 todas los estudiantes tenían que haber demostrado proficiencia en las materias que fueron evaluados.

Aquellas escuelas que sus estudiantes no logran obtener el Promedio Anual Adecuado (AYP) por dos años consecutivos entran en Plan de Mejoramiento. Actualmente, de las 1,473 escuelas del sistema público 1,200 están en Plan de Mejoramiento. De éstas 50 están en noveno año bajo el plan, 17 en su décimo año y siete llevan 11 años sin que sus estudiantes obtengan buena puntuación. El estatuto exigía que aquellos planteles en su quinto año bajo el plan se le removieran los directores y maestros.

Este año el DE, con el aval de la agencia federal, envió a 29 directores escolares a readiestrase como parte de su plan para mejorar el aprovechamiento académico de los estudiantes.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada