lunes, 10 de octubre de 2011

La crisis real es la falta de empleos

Antonio R. Gómez / Primera Hora


El problema principal de Puerto Rico no es el déficit fiscal, sino el déficit de empleos, por lo que habría que decretar una “emergencia nacional” enfocada hacia la creación de empleos, afirma en un reciente escrito un conjunto de expertos agrupados en el Colectivo de Economistas Universitarios.

Este déficit de empleos “está asociado y/o es causante de muchos problemas sociales, tales como drogas, violencia doméstica, desigualdad social, desigualdad de riqueza y suicidios”, concluye.

El grupo lo integran los economistas José I. Alameda, Alfredo González Martínez, Jeffrey Valentín Mari, José García López y José Toral.

El escrito lo titularon Análisis y propuestas de creación de empleos en Puerto Rico.

Entre sus conclusiones, el grupo incluye además que la Isla está en una “depresión” y que la misma, entre el 2006 y el 2010, produjo “la mayor pérdida del empleo en los últimos 40 años”. Dicha pérdida se concentra entre las edades de 16 a 34 años, señala.

Estiman que, entre esos cuatro años, Puerto Rico perdió 174,000 empleos.

Dramático el Impacto social

La conclusión sobre la relación entre el desempleo y muchos de los más serios problemas sociales que enfrenta el país es compartida por otros científicos sociales.

“El planteamiento de que el desempleo tiene un impacto bastante medible sobre el aumento de la criminalidad y, particularmente la violencia, es un planteamiento válido dado que se conoce que es bastante estrecha la relación entre la condición económica del país, la falta de empleo y el aumento de cierto tipo de delito”, sostuvo el decano interino de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Puerto Rico, el antropólogo Jorge Duany.

“En esa relación a su vez habría que tomar en cuenta el narcotráfico, que está directamente conectado con la tasa de criminalidad, y en qué medida el aumento en la tasa de desempleo produce la búsqueda de otras alternativas que pueden ser fuera de la ley”, agregó.

Duany señaló además que el aumento en el desempleo y la recesión económica de los últimos seis años han producido un aumento en el número de personas que buscan empleo fuera de Puerto Rico.

“El desempleo se puede correlacionar con cualquier problema social y con problemas psicológicos y trastornos mentales tales como depresión y ansiedad”, sostuvo.

El economista José Alameda agrega que “en la falta de empleos es donde radica una serie de problemas en Puerto Rico”. Sostiene que “es mucho el daño social que ha generado esta política económica; daño a la productividad, daño a la convivencia social y aumento en la disparidad social, y ahí es que está el problema. El empleo es el tronco de todo, si no tienes empleo, no tienes ingreso”.

Problemas estructurales

El grupo de economistas atribuye la presente crisis a problemas estructurales de la economía de la Isla, que ha sufrido la pérdida de capacidad productiva y achicamiento de la estructura económica.

Afirma que tenemos “un marco obsoleto de promoción de desarrollo industrial” y padecemos un deterioro de la infraestructura física.

Sostiene además que hay un desequilibrio entre la demanda por el sector industrial y la oferta laboral. “La demanda de empleos es hacia sectores de servicios de baja productividad”, afirma.

Negativa la Ley 7

“La Ley Núm. 7 permitió el aumento en la tasa de desempleo de un 11 por ciento al 16 por ciento, sin que el sector privado pudiese absorber los despedidos por la ausencia de dinamismo en este sector”, afirman. Dicha ley, concluyen, redujo la tasa de crecimiento económico de Puerto Rico “y pudiera explicar hasta el 59 por ciento del total del aumento en el desempleo”.

La “retirada” del Gobierno central agravó la crisis económica para el año fiscal 2010, subrayan.

Veintiún años para recuperar los empleos

El grupo de economistas advierte que podría tomar hasta 23 años recuperar los empleos perdidos durante esta recesión, aun si se materializan las proyecciones de crecimiento de la economía que preparó la Junta de Planificación y si no se cambia el enfoque para la creación de empleos.

“El crecimiento real de la economía proyectado de uno (1.0%) por ciento absorberá sólo 9,000 empleos de los cuales el 75 por ciento (6,750) pueden ser del sector privado y el remanente 25 por ciento del sector público”, sostienen.

“Si se han perdido 189,000 empleos (hasta el 2011), entonces se necesitan 21 años para alcanzar el nivel del 2006. O sea, llegaremos para el 2032”, indican.

Advierten que “se necesitan estrategias, programas, propuestas de corto y largo plazo enfocadas no tanto en el crecimiento, sino en fomentar programas de creación de empleos”.

El costo social del desempleo

Los analistas agregan en este escrito una nueva dimensión al problema del desempleo en Puerto Rico: “Hay una pérdida salarial o costo social productivo de tener tasas de empleo de 35 por ciento y no de 40 por ciento”, indican.

“Cada punto implica $850 millones”, estiman. “Si en el año fiscal 2006 la tasa de empleo fue 42.6 por ciento y en el año fiscal 2011 fue 34.6 por ciento, esta depresión implica un costo productivo de $6,800 millones, lo que equivale al 10 por ciento del producto nacional bruto (PNB)”.

Las tres variables de la crisis

La crisis del empleo en Puerto Rico se dramatiza en tres de las estadísticas que produce el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos. Son éstas la tasa de participación, la tasa de empleo y la tasa de desempleo. Las primeras dos se han estado reduciendo durante los pasados años, la tercera aumentó.

En el año fiscal 2006, cuando se fija el comienzo de la presente crisis, la tasa de participación (mayores de 16 años activos en la fuerza de trabajo) se estimó en 47.8. Durante el pasado mes de agosto bajó a 39.7 por ciento, su nivel más bajo jamás registrado.

Para el 2006, la tasa de empleo estaba en 42.6 por ciento, pero ya en agosto pasado se estimó en 33.2 por ciento. La tasa de desempleo aumentó, mientras tanto, de 11.0 por ciento en el fiscal 2006 a 16.4 por ciento en agosto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada