martes, 4 de octubre de 2011

“Injusta” extensión de paro de la AMA


Leysa Caro González / Primera Hora

Hernán Otero estaba ayer que prendía de medio maniguetazo. La falta de transportación pública por la huelga de los trabajadores unionados de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA) se ha vuelto insostenible.

Otero y su esposa están gastando unos $12 diarios para poder llegar a sus trabajos, y para que ésta reciba atención en el Centro Médico por una herida en su mano.

Ayer, la pareja esperaba, pero no pacientemente, por una guagua pisicorre para llegar a su hogar en Villa Prades, en Río Piedras.

“Está mal porque aquí hay mucha necesidad. Todo el mundo necesita el transporte para ir a trabajar, yo soy uno y ella también. Estamos llegando tarde al trabajo y, otras veces, no podemos ir o tenemos que fletar”, respondió Otero sobre la extensión del paro hasta el próximo viernes.

Para Ramona García, la extensión es una poca vergüenza. “Yo no sé si son válidos (los reclamos), pero no debieran hacernos esto porque son dos semanas sin uno poder salir a comprar ni nada. Tras que no hay trabajo... tampoco ahora hay transportación”, señaló la mujer.

Raúl Soler pareció ser más condescendiente con los reclamos de los obreros, aunque reconoció que el servicio hace falta. “Esto aquí es pitcher y catcher. Son reglamentos de ellos y ellos tienen sus derechos. Ellos reclaman unos acuerdos y, como el Gobierno y el Presidente (de la AMA, Mike O’Neill) no dan a torcer el brazo, ellos tienen que manifestarse, ésa es la realidad”, comentó.

A José Rodríguez la cosa se le ha puesto tan difícil que hay días en los que no ha podido laborar. Para él, si los empleados de la AMA insisten en mantenerse de brazos caídos, deben permitir el establecimiento de un transporte alterno o que sólo la mitad del personal sea el que se mantenga en la calle.

“Creo que sus reclamos son justos, pero no creo que deben parar la guagua por tanto tiempo porque, entonces, ¿y el pueblo? El pueblo está sufriendo, no es el Gobierno, es el pueblo”, expresó.

Mientras éstos y otros tantos puertorriqueños hacían malabares para llegar a sus destinos, los trabajadores de la AMA se mantenían calentando motores en la línea de piquete en el corral de Monacillos. Unos 75 conductores desafiaban el calor en su intento de defender sus derechos ante la administración, entre éstos un aumento de $1.19 adquirido mediante convenio.

Hoy, en un nuevo empeño por paralizar el paro, el secretario del Trabajo, Miguel Romero, fungirá como mediador entre las partes en una reunión que sostendrán en la agencia a las 10:00 de la mañana.

“Lo que esperamos es que el presidente de la AMA llegue allí objetivamente y cumpla con los acuerdos estipulados. Entendemos que ya se negoció lo que se iba a acordar, no podemos pretender que ahora vamos a renegociar lo mismo”, apuntó.

Estos acuerdos fueron suscritos el 24 de junio de este año ante una amenaza de paro de los trabajadores. Los mismos se acordaron en la oficina del presidente del Senado y ante el director de la AMA.

El documento está firmado por el abogado de la AMA, Eric Ronda, el líder senatorial y Díaz. “Este documento demuestra la falta de experiencia administrativa y el desastre en la AMA de Mike O’Neill. Demuestra que le mintió a los servidores públicos de la AMA al decirles que tenía dinero, cuando hace apenas unos meses validó el convenio colectivo”, sostuvo la representante popular Carmen Yulín Cruz.

Le dan plazo

La administración de la AMA tiene hasta mañana para probar en la sala 903 del Tribunal de San Juan que el injuction radicado contra la unión TuAma para aumentar el número de conductores del programa Llama y viaje sí procede.

Según la Ley 50 de 1947, no se puede emitir un injuction contra una unión a menos que se demuestre un ambiente de violencia inminente, en donde la Policía no puede brindar una protección adecuada a la propiedad del solicitante, lo que en esta ocasión no está ocurriendo, explicó el licenciado de la parte demandada, Leonardo Delgado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada