viernes, 28 de octubre de 2011

En riesgo los humedales

Por Gerardo E. Alvarado León

Ante la realidad de que aún no ha podido elaborarse un plan de mitigación adecuado, el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS) recomendó imponerle garantías financieras o fianzas a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para que esté obligada a cumplir con todos los trabajos de restauración de humedales a lo largo de las 92 millas del gasoducto.

“Dada la complejidad y magnitud de este proyecto, y el hecho de que el proponente (la AEE) no quiere hacerle frente a los impactos de la construcción del gasoducto, creemos que algunas garantías financieras deben requerirse para asegurar que se cumplan totalmente las recomendaciones de conservación”, expresó el director de la Oficina de Servicios Ecológicos en el Caribe del USFWS, Edwin E. Muñiz, en una carta que le envió el pasado 13 de octubre al gerente del gasoducto en el distrito de Jacksonville del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE), Robert Barron.

El plan de mitigación de humedales es necesario para que el USACE dé su permiso (“Joint Permit Application”) bajo la Sección 404 del “Clean Water Act”, lo que daría paso a la construcción del gasoducto. De hecho, este es el único permiso que le falta a la obra.

Empero, a juicio del abogado ambiental Pedro Saadé, el que se recomiende la imposición de fianzas a la AEE es sinónimo de que las agencias federales no confían en los datos, ni el trabajo prometido por la corporación.

Lilibeth Serrano, portavoz del USFWS en la Isla, precisó que la agencia federal solo había recomendando la imposición de garantías financieras durante la construcción de la autopista PR-53, que va de Fajardo a Guayama.

“Se hace en casos de gran envergadura”, indicó al recordar que en el caso de la PR-53 el contratista recibía su dinero de vuelta en la medida que cumplía a cabalidad con los trabajos de restauración y mitigación.

Serrano aclaró que aunque el USFWS haga la recomendación, es prerrogativa del USACE acogerla o no.

Fichas de tranque

Actualmente, una de las fichas de tranque es la promesa de la AEE de que los humedales impactados con la construcción del gasoducto volverían a su estado natural en 180 días, razón por la que la corporación alega que el impacto a este recurso es temporero.

De forma permanente, según la AEE, solo se impactarían 1.68 acres de humedales. Pero, basado en experiencias previas, el USFWS entiende que aún después de 180 días algunas áreas de humedales seguirán impactadas.

“El proponente no ha provisto ningún detalle de cómo eso (restauración en 180 días) se va a lograr. Seguimos preocupados con la habilidad que pueda tener el proponente de lograr adecuadamente que los humedales vuelvan a sus condiciones preconstrucción”, expresó Muñiz.

Advirtió, además, que la AEE tampoco ha provisto información sobre cómo se mitigarían los impactos directos a arroyos y otros cuerpos de agua debido al cruce de tuberías.

Ayer, el consultor externo de la AEE, Daniel Pagán, afirmó que han avanzado “muchísimo” con el plan final de mitigación de humedales. Dijo que el USACE le requirió más información sobre el tema y que esa agencia federal se la estaría reenviado al USFWS.

El plan de mitigación de humedales, presentado por la AEE el pasado 17 de agosto, incluye tres áreas de trabajo, todas en el caño Tiburones, en Arecibo. Empero, una de ellas (área 1) fue descartada porque el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales ya la protegía. Con las otras (área 2 y área 3) el USFWS tiene ciertas reservas, según planteó Muñiz en su misiva de ocho páginas.

El área 2, por ejemplo, queda a las afueras del caño Tiburones, nunca ha sido visitada por un equipo interagencial y podría tener áreas dedicadas al cultivo. Tampoco está claro si está conectada al caño a través de un canal de inundación. “El USFWS cree que para que la mitigación sea viable y manejada a largo plazo, (el área escogida) necesita estar incorporada a la reserva natural del caño Tiburones”, expuso Muñiz.

Mientras, el problema con el área 3 es que está situada en la servidumbre del proyecto. Según el USFWS, los esfuerzos de mitigación, que son a perpetuidad, no deben darse en la servidumbre del gasoducto porque esa área requiere mantenimiento de la vegetación y en caso de alguna reparación de la tubería, se vería impactada nuevamente.

En tanto, el gerente del gasoducto en la AEE, José Rivera Cacho, indicó que el plan de mitigación de humedales tendría un costo aproximado de $1 millón, dinero que se suma a los $447 millones que costaría la polémica obra.

‘Intacto’ el proyecto

Contrario a lo dicho por Rivera Cacho hace dos días, Pagán sostuvo ayer que el gasoducto tendría 14 válvulas de seguridad y solo dos de interconexión en su ruta de 92 millas, las conocidas como “Bayamón” y “Barceloneta”.

Rivera Cacho había indicado que serían 20 válvulas idénticas, es decir, que darían seguridad y moverían gas.

“Lo que pasa es que en algunas de esas localidades de válvulas de seguridad hay más de una. El proyecto no ha cambiado”, expresó Pagán.

Como quiera va

El gobernador Luis Fortuño informó ayer que si los estudios que realizan comprueban que la planta termoeléctrica de Aguirre, en Salinas, se puede convertir en una que solo utilice gas natural eso no sustituiría la llamada Vía Verde.

¿Si se convierte esa planta en gas natural, es necesario el gasoducto?, se le preguntó.

“En la medida que tu vayas dejando de utilizar el petróleo y usando gas natural, tu factura va bajando más... depende de cuánto tu quieras que te baje la luz”, respondió.

¿No lo sustituiría? “No. Yo lo que quiero es que (la factura) sea lo más barato posible”, dijo.

“En el caso de Aguirre parece que es técnicamente viable dejar de utilizar petróleo y eventualmente concentrarse, desde el muelle existente allí, porque tiene el calado, y tiene los permisos, y esa sería una alternativa, aparentemente, viable”, señaló.

“Nosotros lo estamos estudiando, pero no es algo que estamos diseñando concretamente que lo vamos a hacer de tal o cual forma”, indicó.

El gobernador informó que están invirtiendo $6,460,000 en la conversión de gas natural de las unidades 1 y 2 de Aguirre.

Áreas de mitigación propuestas por la AEE y reservas del USFWS a lo propuesto

Humedales en los alrededores de la reserva natural Caño Tiburones, en Arecibo


Respuesta

Está descartada porque es un área que ya está protegida por el Departamento de Recursos Naturales.


Humedales a las afueras de Caño Tiburones, que pudieran incluir áreas de cultivo


Respuesta

Nunca ha sido visitada por un equipo interagencial No está claro si se conecta al Caño Tiburones a través de un canal de inundación.


Berma lineal de humedales en la servidumbre del gasoducto, en Caño Tiburones


Respuesta

Al estar en la servidumbre podría sufrir nuevos daños si hay que reparar alguna avería como parte de los trabajos de mantenimiento del gasoducto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada