viernes, 28 de octubre de 2011

Vigilia de oración por la paz

Por Gerardo E. Alvarado León

Las diferencias dogmáticas quedaron anoche a un lado cuando ciudadanos y líderes religiosos de diferentes congregaciones se unieron para elevar una oración por la justicia y la paz.

El Encuentro Interreligioso de Oración por la Paz, también conocido como el Espíritu de Asís, fue convocado por la Conferencia de Religiosos de Puerto Rico (CORPUR) y se celebró en la Parroquia La Resurrección del Señor, en Las Lomas, Río Piedras.

La elección de este templo no fue casualidad, ya que su ausencia de paredes validó la inclusión que pregonaron los religiosos.

El padre franciscano Ángel Darío Carrero, presidente de la CORPUR, explicó que el encuentro tuvo el propósito de fomentar el diálogo y la amistad entre las religiones y de repudiar el “abuso” de ciertas creencias como pretexto para la violencia y la guerra.

“En tiempos de violencia como los que vive el País, cada religión debe mantener su independencia para permitirle al pueblo oxigenarse, además de ser fuentes de consenso, amor e inclusión”, dijo Carrero.

Tras encender una vela y un incienso, como todos los que le precedieron, el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, destacó que el cristianismo, el judaísmo y el islam, comparten la figura de Jesús, por lo que no debe extrañar que tengan creencias afines.

La reverenda Norma Santiago, de la iglesia Unity, planteó que para alcanzar la paz deben romperse las “guerras internas”, que son las que fomentan la exclusión. Sobre este particular, el reverendo Heriberto Martínez, presidente de la Sociedad Bíblica de Puerto Rico, indicó que la paz es un “regalo individual, un proceso de maduración interior”, que se alcanza entre otras cosas perdonando.

La también reverenda Eunice Santana, de la iglesia Discípulos de Cristo, expuso que todas las religiones “comparten una regla de oro”: que todas las personas deben tratar a las demás como les gustaría ser tratadas.

“La verdadera paz, más allá de la ausencia de guerra, es la equidad, la justicia y la solidaridad”, dijo Santana.

Irán Ríos, representante del budismo, esbozó una propuesta de paz: que cada habitante puede ser el protagonista de una nueva era; de la transformación del espíritu humano para vivir en una sociedad donde permee el respeto y haya un balance entre la naturaleza y el universo. En el encuentro también dijeron presente la Comunidad Bahai Puertorriqueña, el Templo Yoruba de Puerto Rico.

Al final, todos afirmaron: que en nombre de todas las religiones sea ante todo el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada