viernes, 14 de octubre de 2011

Clausuran la ‘Calle 4′


Por Melissa Correa Velázquez,


La violenta y principal organización de narcotraficantes del residencial Luis Llorens Torres, conocida como ‘Calle 4’, la cual controlaba el 80 por ciento de las ventas de droga allí y es responsable de 25 asesinatos, fue desarticulada en la madrugada de ayer por unos 600 agentes federales y estatales.


Para ejecutar todos los arrestos, los autoridades tuvieron que intervenir en 39 de los 140 edificios que tiene el complejo de vivienda pública. EL VOCERO/Tania Dumas

La pandilla había sido dirigida por Luis R. Rodríguez Isaac, mejor conocido como ‘El Chacal’, asesinado en febrero del 2010 durante una masacre en la Baldorioty de Castro. El único sobreviviente de ese crimen, Christopher Cruz Morales, apodado ‘Tuti’, es parte de los 82 acusados. Hasta ayer la ganga era liderada por Malvin Nacer Ayala, primo de ‘El Chacal’.

Durante una rueda de prensa, la jefa de la Fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez, señaló que la organización generó sobre $10 millones en los cuatro años que operó.

El grupo enfrenta cargos de conspiración para poseer con la intención de distribuir cocaína, ‘crack’, heroína, marihuana y Percocet.

Cincuenta y uno de los imputados enfrentan cargos de poseer y utilizar armas de fuego durante y en relación a la comisión de crímenes de trasiego de drogas. Los integrantes de la organización utilizaban armas de fuego para protegerse y proteger la droga. Durante la pesquisa, las autoridades confiscaron rifles, pistolas y ayer ocuparon un AK-47.

La organización contaba con tres líderes, 14 gatilleros, seis suplidores, 21 dueños de drogas, 12 corredores, 53 vendedores y cuatro facilitadores.

“Vecinos del residencial indican que miembros de la organización caminaban con armas largas por la noche, aterrorizando a los residentes de Llorens Torres… los miembros de la organización se caracterizan por su violencia y son responsables de cometer varios asesinatos, así como robos a mano armada en el área de Santurce y Condado”, apuntó la fiscal Rodríguez.

El superintendente de la Policía, Emilio Díaz Colón, destacó que los agentes intervinieron en 39 de los 140 edificios que tiene el complejo de vivienda pública. Mencionó que algunos de los acusados se habían mudado de sus residencias a otros apartamentos en el complejo de vivienda. “Hay que incursionar en diferentes áreas porque estas personas buscan otras áreas para esconderse”, indicó Díaz Colón.

Informó que personal del Departamento de la Familia y otras agencias del Gobierno estatal, acudieron al residencial para prestar ayuda, debido a que algunos de los arrestados eran parejas consensuales.

“Con el arresto de este grupo de narcotraficantes violentos estamos tratando de devolver la tranquilidad a los residentes de San Juan. Las autoridades de ley y orden, federales y estatales, seguiremos trabajando en conjunto y luchando contra el crimen violento y el narcotráfico. Vamos a llegar a donde sea necesario para sacar a estos criminales de nuestras comunidades”, acotó Rodríguez.

Entretanto, el director del FBI, Joseph Campbell, señaló que la ganga tenía la intención de asesinar a miembros de organizaciones rivales que también están involucradas en la venta y distribución de drogas.

“Otra táctica utilizada por esta organización de narcotráfico era robarle la droga de forma violenta a otras gangas de tráfico de drogas y luego vender las mismas en sus puntos. Estas formas de operar de la ganga Calle 4, provocaba que las gangas a quienes ellos le robaban eventualmente se desquitarían, poniendo en riesgo la seguridad de la ciudadanía”, apuntó.

En el operativo liderado por el FBI, participaron agentes de la Oficina de los Alguaciles federales, del Negociado de Inmigración y Aduanas (ICE), del Negociado Federal Antidrogas (DEA), de la Policía de Puerto Rico, de la Policía Municipal de San Juan y del Departamento de Corrección.

Los acusados, quienes se exponen a sentencias máximas de entre 10 años a cadena perpetua, sin bonificaciones, acudieron a la vista inicial ante la magistrada federal Silvia Carreño. El caso está a cargo de las fiscales Carmen Márquez e Ilianys Rivera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada