martes, 20 de septiembre de 2011

Se zapatea el Gobierno


Por Yamilet Millán Rodriguez, EL VOCERO


El procurador de la Salud, Carlos Mellado, y el director de la Administración de Seguros de Salud (ASES), Frank Díaz, minimizaron ayer la situación con Mi Salud al asegurar que “no hay crisis” porque se debió a un malentendido.

Mientras, el director de MCS HMO, José Durán, dijo que el desasosiego que se creó luego que ginecólogos denunciaran que se les canceló el contrato se trató de una mala interpretación de los galenos y aseguró que continuarán ofreciendo los servicios y pagarán a los proveedores.


El procurador de la Salud, Carlos Mellado, recordó que según la Carta de Derechos del Paciente en el segundo trimestre de embarazo se le tiene que dar el servicio hasta que ella y el bebé salgan del hospital. EL VOCERO/Ingrid Torres

“Estamos en una transición hasta el 31 de octubre y vamos a cumplir con nuestro compromiso de ofrecer los servicios según está estipulado en el acuerdo con ASES. Esta situación ha creado una confusión, pero los pacientes según lo estable la Ley 194 tienen que seguir recibiendo los servicios”, expresó Durán.

Aclaró que sólo algunos ginecólogos de la red general se les canceló el contrato como parte “de un proceso de adecuacidad de red que no está relacionada con el proceso de transición”. Dijo que aunque se cancele un contrato “la continuidad del servicio se tiene que dar”.

“La redacción del documento creó una confusión que es lo que vamos a aclarar”, sostuvo Durán, quien indicó que hubo en error en el sistema que provocó que algunos médicos no recibieran el pago de la reclamación.

MCS HMO se comprometió con la Oficina del Procurador de la Salud a enviar cartas a las pacientes que se afectaron con esta situación, un comunicado a los proveedores y publicar una aclaración en los rotativos del país.

Durán dijo que la Administración de Seguros de Salud (ASES) ha cumplido con los pagos “y hay un compromiso nuestro de continuar dando el servicio”.

Ginecólogos denunciaron que luego de hacerse pública la carta que la aseguradora colocó en su página de Internet las pacientes en estado de embarazo no asistieron a las citas médicas. Algunos médicos refirieron a sus pacientes a Centro Médico.

Por su parte, Díaz indicó que la comunicación que envíe MCS pasará por la aprobación de ASES “para asegurarnos que la información este clara y no haya margen a dudas tanto con los proveedores como a las mujeres afectadas por esta situación”.

Asimismo, Mellado informó que citaron a MCS HMO desde el 9 de julio como parte del proceso de transición, pero se postergó por cuestiones legales. “Al pasar el problema de las embarazadas decidimos que el día de hoy también nos explicaran el ‘issue’”.

Reiteró que no se le pueden negar los servicios a los pacientes y aunque el ginecólogo se le cancele el contrato tiene que seguir ofreciendo el servicio.

“No hay razón por la que estén enviando los pacientes a Centro Médico”, expresó Mellado, quien recordó que la Carta de Derechos del Paciente establece que en el segundo trimestre de embarazo se le tiene que dar el servicio hasta que ella y el bebé salgan del hospital.

Después del anuncio de la salida de MCS, dijo, hubo un aumento en querellas, pero el número se ha mantenido en 39 querellas diariamente. Según Mellado, solamente han recibido una sola querella de una embarazada.

Por su parte, el ginecólogo Sadiasept Guillont señaló que hay una emergencia para las mujeres embarazadas en Puerto Rico por lo que exigió al gobierno adelante el proceso de transición de MCS HMO.

“En este momento las personas están bien confundidas”, expresó Guillont luego de decir que los médicos están enviado a las embarazadas a Centro Médico “porque no saben qué hacer” provocando hacinamiento.

Según el galeno, desde hace dos meses no recibe los pagos de las reclamaciones, pero continúa dando el servicio a sus pacientes. La deuda la estimó en $90 mil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada