martes, 20 de septiembre de 2011

.Junte multisectorial por la 933

Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

El gobierno de Puerto Rico, con el apoyo de la oposición política y el sector privado, cabildeará en Washington por la aprobación de un proyecto que compense los atributos contributivos de la desaparecida sección 936, dirigido a crear nuevos empleos.

La propuesta Ley de Promoción e Inversión de Puerto Rico (PRIPA, por sus siglas en inglés), lo que hace es tratar como a cualquier residente, a las empresas que elijan operar en la Isla como una corporación doméstica de los Estados Unidos, bajo la Sección 933 del Código de Rentas Internas federal. Esto, de ser aprobado en el Congreso, les permitirá no estar sujetas al pago de contribuciones federales sobre los ingresos que generen en la Isla.


El gobernador Luis Fortuño, dijo que la Sección 933a le permite a las compañías beneficiarias “distribuir sus ingresos a cualquier otra corporación en el resto de los Estados Unidos como dividendos, sujeto a tasas contributivas sumamente atractivas”. EL VOCERO/Archivo

Para acogerse a la Sección modificada –que sería la 933a-, las empresas deben tener el 50% de sus activos y operaciones en la Isla, informó Pedro Pierluisi, comisionado residente en Washington, quien llevará la principal parte de cabildeo a nivel del Congreso.

La medida, entre otro de sus atributos le permite a las compañías beneficiarias “distribuir sus ingresos a cualquier otra corporación en el resto de los Estados Unidos como dividendos, sujeto a tasas contributivas sumamente atractivas”, agregó el gobernador Luis Fortuño, en conferencia de prensa en La Fortaleza. “Esta medida es mucho mejor que otras alternativas que se han considerado”.

Aunque el proyecto llega casi dos décadas más tarde desde el puntillazo inicial a la Sección 936, que había sido el principal instrumento contributivo para las empresas con operaciones a nivel local, el Gobernador dijo que los cambios propuestos bajo la 933 representan un beneficio “buenísimo” para la generación de empleos en Puerto Rico y al mismo tiempo allegarle dinero a Estados Unidos.

El Comisionado Residente, quien ayudó a trabajar la propuesta, destacó que es el momento viable para la medida que presentarán a partir de esta semana en la capital federal. Aunque hubo un intento similar de su parte en la misma dirección a principios de este cuatrienio, entonces no prosperó y aseguró que ahora “hay buen ambiente”. Ocurre así toda vez que se habla de impulsar una reforma contributiva en Estados Unidos y se buscan vías para allegarle más dinero al Tesoro federal.

En un aparte con EL VOCERO, Pierluisi indicó que no hay una fecha programada de cuándo debería aprobarse el proyecto para enmendar la 933, pero aclaró que “con toda probabilidad para finales de este año debemos saber si esa reforma contributiva –que se busca en el Congreso- se va a dar o no y si nuestra propuesta se incluye o no”.

“Mi exhortación al sector privado es que comiencen ese proceso de cabildeo la primera semana de octubre, por que la última semana de septiembre estará el Congreso en receso. Mi oficina se ofrece para coordinar las reuniones de esos sectores en Washington”, añadió.

Apoyo de todos los sectores

Mientras tanto, sectores políticos y económicos coincidieron con el Gobernador en que la medida marca un momento histórico para Puerto Rico, ya que logra unir sectores divergentes para encaminar la maltrecha economía local.

Para Miguel A. Ferrer, de la casa de corretaje UBS Financial Services de Puerto Rico, no ha habido otro momento histórico de tal trascendencia para favorecer la economía local, desde la iniciativa para la creación de la Sección 936. La 936 se aprobó en 1976 y garantizaba exenciones contributivas sobre las ganancias producto de las inversiones locales de las compañías, principalmente farmacéuticas, que generaban miles de empleos bien remunerados.

“Llevamos impulsando esta iniciativa desde hace casi 18 años. Siempre uno de los partidos estaban en desacuerdo y ahora todos estamos empujando para un mismo lado, la industria y los dos partidos. Esto es un proyecto de todos”, declaró a este diario Ferrer.

Por su parte, Héctor Ferrer, portavoz del opositor Partido Popular Democrático en la Cámara de Representantes, acompañó al gobernador Fortuño en la conferencia, y dijo que apoyan la medida y será incluida como tema en las reuniones del presidente de su partido Alejandro García padilla, que ya tenía pautadas para los próximos días en Washington.

Fortuño anunció que se reunirá con congresistas demócratas y principalmente republicanos a partir de esta semana, pero no especificó los nombres.

“Lejos de obligar a las compañías a que se reclasifiquen, este proyecto les brinda una nueva opción. Además, no se repetirán los errores cometidos por medidas similares como la Sección 936, la cual se prestaba para abuso de parte de algunas empresas y la cual fue rechazada por el Congreso federal precisamente por esa razón”, abundó Pierluisi.

El secretario de Desarrollo Económico y Comercio, José Pérez Riera, dijo que participarán en la coordinación de los esfuerzos de cabildeo de los sectores industriales, con los cuales ya se han reunido. “Todas las diferentes entidades del gobiernos van a estar envueltas en este esfuerzo”, sostuvo.

Xenia Vélez, ex secretaria de Hacienda y directora del Comité de Reforma Contributiva, informó que la media, que se trabajó junto al equipo de Pierluisi, la oficina de Puerto Rico en Washington, y sectores industriales, igualmente será de beneficio para la capitalización del sector financiero de la Isla, que sufrió grandes pérdidas tras la salida de la Sección 936 de Puerto Rico.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada