miércoles, 28 de septiembre de 2011

Chemo Soto no es el único alcalde que ha tenido un hijo en problemas


por Arys L. Rodríguez Andino


El alcalde de Canóvanas no ha sido el único ni será el último funcionario que tenga que enfrentar, públicamente, las equivocadas andanzas de alguno de sus hijos.

Lo que ahora vive José “Chemo” Soto lo padeció también el ex superintendente Pedro Toledo, cuyo hijo José fue arrestado por narcotráfico en 1999, cuando él dirigía la Policía durante la administración de Pedro Rosselló.

“Él tuvo que enfrentar la justicia. Como padre, fue un golpe fuerte y yo, desde la posición que tenía... Como padre le di el apoyo de padre”, expresó Toledo sobre un capítulo de su vida que le causó un gran dolor.

Arrestan al hijo de Chemo Soto Como muchos padres y madres, no querer creerlo fue parte de su proceso.

“¡Claro que sí! Uno no está preparado para eso, pero viniendo yo de la esfera federal”, dijo al confesar que la evidencia era contundente.

Al igual que Chemo, Toledo se distanció del proceso inicial. Emocionalmente, era demasiado.

“Mi hijo hizo lo que hizo y yo dije que nadie está por encima de la ley y tenía que enfrentar la justicia, pero como padre lo iba a apoyar en la cuestión legal. Yo inmediatamente le conseguí un abogado”, recordó.

Aunque no por narcotráfico, las drogas también han tocado a la alcaldesa de Cabo Rojo Perza Rodríguez, cuyo hijo ha sido presa de la adicción en múltiples ocasiones.

“Para nosotros, es como arrancarnos parte del cuerpo. Nosotros, mi familia, ni una sola vez fuimos a ver a mi hijo. Él se lo buscó y tuvo que enfrentarlo solo”, sostuvo.

Precisamente porque ha entendido que la adicción es una enfermedad, la Alcaldesa piensa que es imperdonable que alguien se dedique a vender las drogas que dañan a jóvenes como su hijo.

De Chemo, se compadece.

“Tiene que estar pasando por el dolor más grande del mundo, por la desilusión más grande. ¿Tú sabes lo que es eso? Chemo está actuando en este momento como padre y yo, como madre, hice lo mismo. Yo me solidarizo con él y me uno a la pena que le embarga porque él está como si estuviera en un velorio. Esto es como una condolencia. Estoy segura de que Chemo debe estar diciendo lo que digo yo, que no hemos criado a nuestros hijos para esto”, expresó Rodríguez.

El alcalde de Fajardo, Aníbal Meléndez, también tuvo “que dar cara” por la admisión de uso de marihuana de uno de sus hijos. Aníbal Meléndez, hijo, era sargento de Armas de la Cámara de Representantes y, antes de que llegaran los resultados de la prueba de dopaje, renunció. Anticipaba que sería positivo.

Otro que sufrió el arresto de uno de los suyos fue el ex senador Antonio “el Chuchin” Soto, cuyo hijo, Anthony, violó las condiciones de su libertad bajo palabra y se lo llevaron los federales. El Chuchin dijo que él no patrocinaba a los que se metían en líos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada