lunes, 26 de septiembre de 2011

Aseguran que bajó el crimen

Bárbara J. Figueroa Rosa e Ivelisse Rivera Quiñones / Primera Hora

La ciudadanía tiene que sentirse más segura y confiar en las estadísticas que ofrece la Policía de Puerto Rico, las cuales en su último informe revelan una merma en más del 50% de los crímenes.


Así lo sostuvo a Primera Hora el superintendente de la Policía, Emilio Díaz Colón, al asegurar que las cifras ofrecidas reflejan la realidad que se vive en el país, independientemente de la alta incidencia en asesinatos. En lo que va de año, la cifra de homicidios alcanza los 853 casos, 143 más que los registrados para la misma fecha durante el 2010.

“Es que la gente no se puede dejar llevar por los asesinatos... las personas piensan sólo en eso y la mayoría son por la guerra por el control de los puntos de drogas. Las estadísticas y los números son los que tenemos y son los que podemos dar porque ésa es la realidad que se vive en las 13 regiones”, expresó calmado el Superintendente, mientras se preparaba para ir a la iglesia, como acostumbra los domingos.


Resulta que los últimos datos del Centro de Análisis de Incidencia Criminal y Monitoreo del Crimen indican que cuatro de los siete renglones medidos entre los delitos graves (el 57%) están por debajo de lo que se reflejó a la misma fecha en el 2010. Los datos monitorean la delincuencia desde el 1 de enero hasta el 22 de septiembre.

Según el informe enviado durante el fin de semana, los delitos que han disminuido son: violación, robo, escalamiento y hurto de autos.

“Esos números son ciertos y son los que tenemos en nuestros informes”, repitió en par de ocasiones.



Al ser cuestionado sobre la probabilidad de que los resultados hayan sido manipulados, tal como reveló el informe que presentó recientemente el Departamento de Justicia federal, el tono del Superintendente cambió.

“Quiero enfatizar que en ningún momento he dado instrucciones para que hagan éso. He hablado con los comandantes y con mi staff y se los he planteado y creo que no se está manipulando”, dijo dándoles entonces un toque de duda a sus palabras.

De hecho, según el jefe de la Policía, ese tipo de conducta no se tolerará por parte de ningún agente, e hizo sus advertencias.

“Si lo detectamos, la persona tendrá que pagar por éso y atenerse a las consecuencias porque las cosas hay que decirlas como son y establecerlas como son”, puntualizó.

Mientras, a los ciudadanos que tomaron como chiste o mentira los resultados, les dijo que comprende su “insatisfacción”.

“Quisiéramos que no ocurriera ni un sólo tipo de delito, pero queremos que confíen en la Policía de Puerto Rico. Estamos en la calle todo el tiempo protegiéndolos, interviniendo en cuanto sitio hay y atacando el problema”, expresó al poner como ejemplo los arrestos ocurridos la semana pasada en Ceiba y Corozal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada