jueves, 1 de julio de 2010

Piden cambios que estimulen donaciones

1 de julio 2010



Desde la izquierda, Antonio Luis Ferré Rangel, principal oficial de Operaciones del Grupo Ferré Rangel; Jorge R. González, del bufete McConnell Valdés, y Ana M. García, directora de la Escuela Juan Ponce de León.Por Aura N. Alfaro / aalfaro@elnuevodia.com

Un panel de tres miembros del tercer sector, que agrupa a las organizaciones no gubernamentales (ONG), expresó su apoyo a un estudio presentado por el Centro para la Nueva Economía (CNE), que aboga por reformar la exención contributiva por donativos.

El resultado del estudio del CNE y The Urban Institute expone en detalle los beneficios que recibirían las ONG en Puerto Rico si se fortalecieran los mecanismos contributivos, de manera que incentiven las donaciones benéficas privadas.

Antonio Luis Ferré Rangel, principal oficial de Operaciones del Grupo Ferré Rangel, destacó la importancia de la fiscalización en el uso de los donativos por las ONG, aunque sostuvo que “tiene que ser sencilla y flexible, para no atarles las manos a las organizaciones”.

Elogió el estudio como un paso importante para que las ONG puedan determinar hacia dónde dirigirse.

Además de los beneficios económicos, mejorar los incentivos contributivos para las donaciones ayudaría a propiciar el voluntariado y fomentaría el compromiso comunitario.

“Sin embargo, es responsabilidad de todos educar sobre la importancia de la filantropía y cómo podemos ayudarnos como sociedad”, dijo Ferré Rangel, quien agregó que la educación estimula el voluntariado.

Por su parte, Ana María García, directora de la Escuela Elemental Juan Ponce de León, en Guaynabo, exhortó a que los mismos fiscalizadores deben ser supervisados para que haya transparencia en la utilización de los donativos.

García abogó porque se simplifique el sistema de créditos contributivos por las donaciones, y que los proyectos del tercer sector también sean evaluados usando los elementos de fiscalización que utiliza la comunidad, en vez de evaluarlos sólo desde el punto de vista técnico.

Jorge González, abogado del bufete McConnell Valdés y pasado presidente de Fondos Unidos, invitó a las ONG a promover los beneficios de contribuir económicamente, divulgar más información sobre sus actividades y agradecer las aportaciones públicamente.

El panel estuvo moderado por Harold Toro, director de Investigaciones del CNE.

Los detalles del estudio fueron presentados ayer en un foro multisectorial sobre deducciones contributivas a donaciones filantrópicas, auspiciado por el CNE, la Fundación Flamboyán, el filántropo Jaime Martí y Kinesis, que se llevó a cabo en el hotel Sheraton, del Distrito de Convenciones.

Los resultados fueron presentados por Eric Toder y Joseph Cordes de The Urban Institute.

Sergio Marxuach, director de Política Pública del CNE, hizo un llamado a las autoridades a que consideren las propuestas del análisis presentado.

Marxuach destacó que, en la Isla, tanto el sector privado como el sector sin fines de lucro dependen mucho del Gobierno, lo que opinó fomenta la deferencia y pasividad hacia el sector público, y facilita la intervención indebida de los políticos.

Agregó que esta relación no es saludable para la democracia puertorriqueña.

Jaime Martí, pasado presidente y principal oficial ejecutivo de Reliable, invitó a la ciudadanía a “incentivar la donación generosa como antídoto de la mendicidad perniciosa”.

“El Gobierno no fomenta la filantropía porque no tiene la convicción, y si no tiene eso, lo menos que puede hacer es fomentarla por conveniencia, como una alianza con las instituciones privadas”, dijo Martí.

Sugirió que el Gobierno dé incentivos a las corporaciones que reciben exenciones contributivas, “para que dejen donativos en Puerto Rico”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario