viernes, 14 de septiembre de 2012

En ruta a la extinción las plazas de peaje

Serán sustituidas por torres que no usan mano de obra Por Sandra Caquías Cruz / scaquías@elnuevodia.com Las plazas del peaje, con sus casetas y canastas de monedas, están llegando a su final para dar paso al llamado Open Road Toll, o peaje abierto, que a partir del próximo mes entrará en operaciones en dos vías de rodaje. El actual sistema de casetas para pagar será sustituido por enormes torres de metal que automáticamente facturarán a la cuenta de AutoExpreso del auto que pase el costo por usar esa vía. El moderno equipo comenzará a funcionar la primera semana de octubre, pero solo en el nuevo tramo -segunda fase- de la Ruta 66, la cual discurre entre Canóvanas y Río Grande. Días después, también en octubre, el sistema entra en operaciones en la PR-52, jurisdicción de Juana Díaz. La inversión en cada una de estas estructuras ronda entre los $3 y $5 millones e incluye las cámaras, los sensores y la programación del sistema, informó el secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Rubén Hernández Gregorat. Este sistema elimina la mano de obra en las estaciones de peaje. El titular del DTOP aseguró que su agencia no va a despedir personal y que son empleados de compañías privadas quienes dan ese servicio en los peajes. El sistema lleva el nombre de peaje abierto porque elimina la división entre los carriles y permite continuar la marcha sin reducir la velocidad. El peaje abierto que estaría en la Ruta 66 tendrá 60 días de gracias, por lo que los conductores no tendrían que pagar y así permitir la evaluación del sistema. En Juana Díaz se eliminarán los dos peajes en las rampas de acceso al pueblo, así como el que está ubicado en la PR-52, el cual eventualmente será demolido. Contrario a la Ruta 66, el nuevo peaje de Juana Díaz tendrá un carril para la compra o recarga de sellos. El cambio en los peajes de Juana Díaz representará una economía de 20 centavos para los conductores que transiten de Ponce a Juana Díaz, porque solo pagarían 50 centavos en el peaje de sur a norte. Los conductores en esa ruta pagar actualmente 70 centavos. Los que van de Juana Díaz a Ponce no pasan por un peaje. La conversión de todos los peajes del país a este nuevo sistema deberá estar lista, con excepción de la PR-5 y PR-22 que son parte de una Alianza Público Privada (APP), para principios del próximo año, informó el titular del DTOP. El cobro por peaje, sin contar los de las APP, genera alrededor de $115 millones anuales y es una de las principales fuentes de ingresos del DTOP, informó Hernández Gregorat, quien destacó que alrededor del 90% de los tres millones de vehículos registrados en el país tienen el sello de AutoExpreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada