miércoles, 21 de marzo de 2012

Confirmado el alza en los contagios de influenza


El nivel de transmisión de la influenza en la Isla es más serio de lo que se piensa


.Por Gloria Ruiz Kuilan / gruiz@elnuevodia.com

Por cada caso de influenza reportado al Departamento de Salud hay, al menos, tres sin diagnosticar, lo que revela que la situación es más seria de lo que muestran las estadísticas de la agencia que ayer reconoció un alza en el contagio de esta enfermedad.

Ayer, el secretario de Salud, Lorenzo González, admitió la información divulgada por este diario a principios de mes: que hay un alza sustancial en los casos positivos de influenza en comparación con el año pasado. Además, confirmó la información que publicó El Nuevo Día sobre la cepa dominante, que es la AH3N2. Le siguen la AH1N1 y por último la influenza B.

“Ustedes trajeron esto a la atención pública en las primeras semanas de marzo”, dijo el secretario al tiempo en que aseguró que el alza no debe ser motivo de alarma.

“Hay un aumento en casos cuando se comparan los números de las primeras diez semanas de este año con las del 2011”, dijo Lorenzo en entrevista telefónica.

Precisó que desde la cuarta hasta la décima semana de este año ha habido más casos de influenza en comparación el mismo período en el 2011. Por ejemplo, del 4 al 10 de marzo de este año (décima semana del año) hubo 286 casos más que en el mismo período del 2011.

Según el Departamento de Salud, por semana se está viendo un promedio de 350 casos versus un estimado de unos 200 que se veían por semana en el 2011.

Reto para los médicos

El pediatra Ricardo Fontanet, dijo que la situación se agrava porque hay casos de influenza que nunca llegan a la oficina de un médico y no forman parte de las estadísticas oficiales.

“Por cada caso reportado probablemente hay dos o hasta tres casos en la calle que no hayan sido reportados. Eso quiere decir que hay más influenza de lo que estimamos”, dijo el galeno que fue pasado presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría.

Explicó que un caso no reportado puede ser la persona que tiene todos los síntomas de influenza, pero por no ausentarse de su empleo acude al mismo y puede contagiar a otros.

“Igual mandan a los niños a la escuela porque tienen que trabajar y no tienen quién los cuide. Creen que es una monga fuerte”, dijo el doctor Miguel Colón, de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas.

La epidemióloga Enid García coincidió en que los casos de influenza corroborados con pruebas de laboratorio son “usualmente una fracción de la totalidad de casos porque no llegan al sistema o los pacientes se las manejan sin la confirmación de laboratorio”. Precisó que hay personas que -dependiendo de la cepa que los ataque, su severidad y su constitución inmunológica- no acuden a un médico. Agregó que factores inherentes al virus y hasta ambientales pueden influir para que la influenza se manifieste fuera del período en que usualmente es más frecuente.

El secretario de Salud no refutó el planteamiento de los galenos. “No puedo argumentar en contra ni en favor. Hay que ver cómo siguen las semanas si (los casos) suben, bajan o hay un patrón. El esfuerzo sería seguir con la vacunación”, dijo González.

Aseguró que la campaña de vacunación ha dado frutos ya que más gente se está vacunando desde los seis meses de edad, aunque no proporcionó estadísticas que evidencien tal acogida.

González atribuyó el alza en contagios a una mayor conciencia ciudadana sobre esta enfermedad y, por ende, búsqueda de atención médica.

“Posiblemente es por una mejor identificación de los casos, una mayor sensitividad de parte de la población tanto en pacientes como en médicos. En el Departamento de Educación está habiendo el esfuerzo proactivo en indicarle a los padres que vayan a su médico privado”, sostuvo González sin dar más detalles de ese protocolo.

La portavoz de prensa del Departamento de Educación, Zaima Negrón, no respondió llamadas de este diario.

La época de mayor contagio de influencia es durante los últimos meses del año (octubre a diciembre). La cantidad de pacientes hospitalizados puede indicar cuán severa es la cepa, pero no es concluyente.

Más hospitalizaciones en 2011

Según el secretario de Salud, hasta el 14 de marzo de este año han habido 91 hospitalizaciones por influenza, lo que representa 9 menos que en el 2011.

Del 4 al 10 de marzo de este año reportaron cuatro hospitalizaciones asociadas al virus de influenza. Se trata de dos mujeres y dos varones, dos de ellos entre 0-4 años de edad, uno entre 10 a 14 años de edad, y otra entre 15 a 19 años de edad.

Dijo que en lo que va de año se han reportado 2,638 casos de influenza mientras que en todo el 2011 hubo 3,648. Las cuatro regiones más afectadas por influenza son: Bayamón (877), Área metro (687), Caguas (302) y Arecibo (294).

El funcionario también validó lo publicado por este diario semanas atrás: que la población infantil es la más afectada. “La preocupación continúa siendo la población pediátrica, en especial el grupo de 0 a 14 años de edad. En este renglón es que estamos viendo el mayor número de casos así como hospitalizaciones. Tenemos que recalcar en la importancia de la vacunación, recomendada para la población de 6 meses de edad en adelante, insistiendo en que la misma es segura y efectiva”, dijo González. De esa población de menores, los más afectados son los niños de 0 a 4 años (659).

Le siguen los de 5 a 9 años (544) y los de 10 a 14 años (372), según confirmó el Departamento de Salud al proveer las estadísticas.

Ojo a los falsos negativos

Tanto Fontanet como Colón dijeron que otro peligro son los pacientes que obtienen una prueba de laboratorio negativa a pesar de exhibir todos los síntomas de la influenza.

“Ahí, en esos casos el médico tiene que dejarse llevar por los síntomas y los signos (del paciente) para diagnostiar”, dijo Colón.

“Creo que este año estamos viendo mucho más casos de los que vimos el año pasado. El problema de todo esto es que no creo que mucha gente se vacunó este año y estamos viendo otra vez el brote”, añadió.

Criticó al Departamento de Salud por no mantener a la comunidad médica informada sobre el tema de influenza. De hecho, varios médicos entrevistados por este diario confirmaron eso.

“A nosotros no nos ha llegado ninguna información de qué tipo de cepa hay. Este año no nos ha llegada nada”, sostuvo Colón.

Enfatizó en que debería existir una alianza entre el Departamento de Salud y el Departamento de Educación para que se vacunen a los estudiantes al comienzo de cada año escolar.

Y es que tanto Colón como Fontanet dijeron que los niños -más en edad preescolar- tienen factores de riesgo más altos.

Fontanet dijo que hay padres que mandan sus hijos a la escuela pensando que los síntomas que tienen corresponden a una simple alergia. “Cuando se ven los síntomas más severos ya se los ha pegado a cuatro o cinco en el salón”.

Los médicos entrevistados, así como el secretario de Salud, recomendaron acudir a un médico tan pronto se tengan los primeros síntomas de posible influenza que incluyen tos, dolor en el cuerpo, congestión nasal, dolor de garganta, fiebre y gotereo nasal.

González recordó que tendrán disponible la vacuna contra la influenza hasta el próximo 30 de junio y toda persona mayor de seis meses de edad debe vacunarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada