viernes, 18 de noviembre de 2011

Detestable récord


Por Miguel Rivera Puig,

La cifra de 999, hasta la tarde de ayer, es la más alta registrada en el País. Para la misma fecha, el pasado año se habían registrado 844 asesinatos. EL VOCERO/Tania Dumas

MOROVIS – Carmen Matos Pérez, maestra pensionada de 73 años de edad, figura entre las tres últimas víctimas de la violencia entre la noche del miércoles y la tarde de ayer, tras el hallazgo de su cadáver en la sala de su hogar con la cabeza cubierta de bolsas plásticas de supermercado, un cable eléctrico y un alambre atado al cuello, sumando 999 las muertes violentas hasta cerca de las 6:00 de la tarde de ayer cuando fue ultimado un joven en Luquillo.

El nieto Luis Guillermo Rivera Burgos, de 33 años de edad, que recibe una pensión del Seguro Social por trastornos nerviosos y quien se presume es usuario de narcóticos, llegó a las 10:52 de la noche a la casa de su abuela con quien vivía hace unos cuatro años y alegó que el portón y la puerta de la vivienda que ubica en el sector Archilla, en el barrio Unibón, estaban abiertos.

Al entrar se percató de que le falta una pistola neumática de “gotcha”, un televisor de pantalla plana, una consola de juegos electrónicos y el reproductor de DVD.

La casa estaba en desorden y en el piso de la sala yacía el cadáver de su abuela con la cabeza cubierta con unas bolsas de supermercado, el cable de un abanico y un alambre atado al cuello.
Tras largas horas de entrevistas, Luis Guillermo, quien –según la Policía– no es sospechoso pero sí persona de interés, dijo que había salido de la casa en la mañana y que había estado todo el día afuera. A eso de las 9:00 de la noche se había encontrado con un amigo en un restaurante de comida rápida en Corozal.

Al llegar a la casa halló el cadáver. Los vecinos no se percataron de nada anormal y a la llegada de la Policía el cuerpo de doña Carmen estaba rígido, suponiéndose que llevaba varias horas muerta.

El agente Marlos López, de la División de Homicidios del CIC, así como la capitana Mayda Ortiz y el fiscal Israel Chico Moya investigan.

A las 11:40 de la noche del miércoles y en la calle marginal de las parcelas Van Scoy, en Bayamón, fue asesinado a balazos el joven Eric D. Santana Colón.

A las 2:40 de la tarde de ayer y en el sector St. Thomas, en Cayey, fue asesinado a balazos Ángel L. González Cartagena, en los momentos en que se disponía a recoger a sus hijos en la escuela elemental Ramón Frade. El asesino se le acercó caminando y le disparó.

El último de los hechos ocurrió en el residencial Diego Salduondo, en Luquillo, donde fue asesinado un joven conocido como Giovanni, vecino de Carolina. Agentes del CIC de Guayama investigan el hecho.

La cifra de 999, hasta la tarde de ayer, es la más alta registrada en el País. Para la misma fecha, el pasado año se habían registrado 844 asesinatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada