viernes, 21 de octubre de 2011

Ya casi está listo el laboratorio contra el bioterrorismo

por Istra Pacheco / Primera Hora


A partir del próximo año, Puerto Rico tendrá en funcionamiento un Laboratorio de Emergencias Biológicas y Químicas que será el único en el Caribe y en el que se podrán analizar pruebas especiales en casos de epidemias.

La subsecretaria del Departamento de Salud, Concepción Quiñones, dijo que el laboratorio tendrá también la capacidad de evaluar posibles agentes que se usen como armas de bioterrorismo.

El laboratorio, se construyó gracias a una asignación de $7 millones de fondos estatales y federales, y su localización exacta es secreta por motivos de seguridad.

“Este laboratorio, lo que viene es a añadir en la capacidad que tiene Puerto Rico para hacer pruebas que van más allá, por la tecnología... que hasta ahora no se podían hacer aquí, que había que mandarlas a Estados Unidos”, dijo la subsecretaria en rueda de prensa.

El laboratorio también analizará pruebas de dengue y colaborará con varios países caribeños en caso de que tengan alguna emergencia de salud pública, como un brote epidémico.

Según Quiñones, durante la pandemia de gripe porcina que estalló en verano del 2009, ningún laboratorio en Puerto Rico tenía la capacidad de evaluar las pruebas de detección de manera rápida y eso impidió que se evitaran algunas muertes, dijo la funcionaria.

Johnny Colón González, asesor ejecutivo de la Oficina de Preparación y Coordinación de Respuesta en Salud Pública, destacó que la agencia tiene un compromiso serio con la capacitación necesaria para que el laboratorio funcione.

“La salud pública no es un lujo, y para eso estamos bien comprometidos en lograr esa preparación... en caso de una emergencia, en la medida que estemos mejor capacitados, vamos a prevenir que esa emergencia, ese disloque social se convierta en una catástrofe”, afirmó Colón.

La subsecretaria aclaró que no se harán pruebas individuales.

“Sólo analizará muestras referidas por hospitales o de sitios en los que hayan ocurrido sucesos que representen una amenaza a la salud pública”, indicó.

Además del ahorro de tiempo, se prevé una economía para el Departamento de Salud porque cada prueba especializada que se tenía que enviar a Estados Unidos representaba un gasto oneroso, ya que se debía cumplir con múltiples requisitos a la hora de empacar las muestras.

El laboratorio tendrá tres salas: Laboratorio Nivel de Seguridad Biológica 2, que manejará agentes moderados como virus, influenza y dengue; Laboratorio Nivel de Seguridad Biológica 3, que trabajará con agentes exóticos como el ántrax, que se puede transmitir por el aire; y el Laboratorio Nivel Químico 2, que podrá analizar sustancias peligrosas en la comida o el agua, como el cadmio, el plomo y el mercurio.

El nivel máximo que existe es el 4, se informó.

El laboratorio estará enlazado con el Centro nacional para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la Asociación de Laboratorios de Salud Pública, el Buró Federal de Investigaciones (FBI, pro sus siglas en inglés) y el Departamento de Defensa.

También formará parte de la Red Nacional de Laboratorios de Estados Unidos que se creó tras la emergencia de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada