miércoles, 5 de octubre de 2011

En campaña para evitar los suicidios

Leysa Caro González / Primera Hora

En lo que va del año, en el país se han registrado 194 suicidios. De éstos, 162 han sido hombres y 32 mujeres. Sólo en el fin de semana pasado, seis personas acabaron con su vida.

Aunque siguen siendo los hombres en edad reproductiva los que más toman esta determinación, seguidos por las personas de edad avanzada, las estadísticas han reflejado un incremento en el número de adolescentes que toman la fatídica decisión. Tal conducta llevó al Departamento de Salud a adelantar el inicio de su campaña educativa de medios que lleva el eslogan No borres tu vida, con el fin de desalentar esta conducta que cada vez se torna más preocupante.

Según números recientes del Instituto de Ciencias Forenses (ICF), en este año seis menores de 18 años se han suicidado, número que puede incrementar, pues no se han completado las pruebas toxicológicas de otros casos sospechosos.

“Los suicidios en el número de adolescentes han aumentado, desafortunadamente. Hemos bajado las estadísticas en términos generales, pero ha aumentado en adolescentes”, reconoció Lizza Miranda, directora de la Comisión para la Prevención del Suicidio.

Ojo a las señales
El administrador de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca), el doctor Luis A. Martínez, se mostró sumamente preocupado ante la situación. A los padres o familiares de menores que presenten un cambio abrupto en su conducta o desempeño académico, Martínez le recomendó a no obviar la situación y atribuírsela a la compleja etapa de la adolescencia. Las señales de alerta, tanto en menores como en adultos, son prácticamente las mismas.

“Es bien importante que cualquier señal diferente que vean en sus hijos, no digan que es parte de la adolescencia. Llamen a la Línea Pas o consulten a un profesional, porque cualquiera de estos cambios sí puede llevar a un intento suicida”, indicó el profesional, al destacar que en el municipio de Bayamón tienen una unidad destinada a atender estos casos juveniles. Uno de los planes adicionales es aumentar la capacidad de esta unidad.

“Los adolescentes necesitan ayudan, y están llegando. Cuentan con el apoyo de los padres. Es bien importante que ante cualquier señal, nadie mejor para conocer a sus hijos que los padres”, agregó, al aconsejarle a los progenitores a buscar orientación ante la más mínima señal.

Tanto Martínez como Miranda coincidieron en que siempre, siempre se presentan indicadores de riesgo. “Yo creo que siempre hay señales, lo que pasa es que los que estamos alrededor no nos percatamos de esas señales o no estamos capacitados para identificarlas”, comentó la funcionaria. “Los llamados de auxilio tenemos que dialogarlos con esa persona”, agregó.

Entre las iniciativas de la campaña está la implementación de un proyecto piloto en una escuela de Aibonito, donde los estudiantes presentaban un patrón de intento de suicidio preocupante. Allí se integró un equipo de profesionales que ofrecieron talleres a los alumnos. “Hace más de un año que no se presenta un caso”, dijo Miranda.

Tanto en hombres como en mujeres, independientemente de su edad, sigue siendo el ahorcamiento el método más común, aunque hay que entender que cualquier objeto que pueda encontrarse a su alrededor puede convertirse en un arma peligrosa, advirtió Martínez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada