lunes, 12 de septiembre de 2011

En venta tierras de lo que fue la base Roosevelt Roads en Ceiba

Antonio R. Gómez / Primera Hora


La Marina de Guerra de Estados Unidos inició los trámites para la venta de sobre 2,000 cuerdas de lo que fue la Base Roosevelt Roads en Ceiba mediante subasta pública, pero el hecho no preocupa al director ejecutivo de la agencia encargada del “redesarrollo” de dicha base, Erwin Kiess.

“Originalmente la Marina iba a vender la totalidad de la base. Ellos en el pasado trataron de subastar y la subasta no prosperó”, recordó el funcionario. Expresó dudas de que en esta ocasión sea diferente.

“Ellos están empezando. Nosotros entendemos que no van a subastar eso”, dijo el titular de la Autoridad para el Redesarrollo de la Base Roosevelt Roads.

Recalcó, no obstante, que recientemente la Autoridad sometió ante la Junta de Planificación el Plan de reúso de terrenos para la base completa y que “contempla las parcelas que ellos van a subastar” .

Eso quiere decir, advirtió, “que el licitador que compita tendría que ajustarse al plan de uso de terrenos y a las zonificaciones”.

La Marina tiene su plan
El anuncio de la venta mediante subasta está acompañado por la Marina con una página electrónica que contiene todos los detalles de la misma.

Allí se informa que la subasta se hará en línea, que se trata de dos parcelas que suman 2,036 acres (2,097 cuerdas) y que se iniciará en el otoño del 2011.

El área en venta, se indica, “cuenta con increíbles atractivos naturales y un considerable inventario de 800 residencias ya existentes y una variedad de edificios comerciales”.

El calendario que se publica en la página indica que la subasta comenzará en noviembre de este año y cerrará en febrero de 2012, cuando se anunciaría el comprador.

Gobierno espera la transferencia
“Estamos esperando recibir las tierras a fines de septiembre”, afirmó Kiess. “Lo que nos van a transferir a nosotros es el área que está cerca del muelle. Son sobre 1,300 acres. Lo que van a llevar a subasta pública no es parte de lo que van a transferir”, indicó.

Explicó que, hasta ahora, se transfirieron al Gobierno de Puerto Rico el hospital que tenía la base, los 1,646 acres que “configuran el aeropuerto”, un campo para uso de la Guardia Nacional y la reserva de ejercito, sobre 3,000 acres al Departamento de Recursos Naturales para conservación y otros 141 acres que pasaron al Municipio de Ceiba y que es donde está la playa Los Machos.

“Estamos en negociaciones con la Marina. Existe la posibilidad de que el Gobierno (de Puerto Rico) pueda obtener esos terrenos”, afirmó en referencia a los que el Gobierno federal está subastando.

“Cada parcela tiene un tipo de desarrollo distinto. Aquí el valor del reúso de la base es el de la sinergia que tengan estos componentes”, recalcó Kiess al insistir en que la venta por parte de la Marina no debe tener efecto adverso en los planes del Gobierno.

“Nosotros entendemos que no debe dificultar. Eso es parte del proceso y lo han hecho en otras bases”, dijo.

El plan del Gobierno
“Nosotros lo que hicimos fue que cogimos el plan de reúso del 2004, que estaba basado 14.1 millones de pies cuadrados para industrias, y le hemos dado un giro más turístico y comercial y menos residencial”, explicó el funcionario.

El plan de zonificación que presentó la Autoridad a la Junta de Planificación el pasado 30 de junio divide los 8,600 acres que componen el área de la antigua base en 17 zonas, 12 de las cuales se dedicarán a proyectos turísticos, comerciales, residenciales y recreativos. Otras cuatro serían zonas protegidas y la restante se mantendría bajo jurisdicción del Gobierno federal.

Según expuso en una comunicación reciente el Comisonado Residente en Washington, Pedro Pierluisi, los proyectos que se planifican allí, incluyen “un desarrollo portuario y recreacional, un desarrollo turístico de primera clase, un proyecto eco-turístico que integre El Yunque y sus áreas aledañas, campos de golf con desarrollos residenciales limitados, un campamento de actividades ecológicas que utiliza las tierras del Fideicomiso de Conservación, servicios y comercios relacionados al desarrollo turístico, una zona urbana y comercial que redesarrolla la infraestructura existente de tiendas, bolera, supermercado y hoteles, un área de actividades deportivas y comunitarias, una zona de paradores, un área residencial variada, y una zona acuática recreativa en el área playera que incluye una posible villa pesquera y otras actividades costeras”.

Afirmó que “este proyecto emblemático tiene el potencial de cambiar radicalmente el panorama económico de nuestra Isla y de todo el Caribe”.

El Departamento de Desarrollo Económico y Comercio de Puerto Rico estima que el desarrollo programado traerá una inversión de sobre $2,400 millones y debe crear cerca de 24,700 empleos directos durante los 20 a 25 años que tomará completarlo.

Establece como objetivo “atraer inversiones privadas, crear empleos y estimular la economía en los pueblos de Ceiba y Naguabo; las islas municipio de Vieques y Culebra; pero también, en todo Puerto Rico, estableciendo nuevas empresas como la base comercial, así como también proyectos de energía renovable, mediante esfuerzos de conservación en la zona”.

Kiess indicó que ya se iniciaron las gestiones para buscar los inversionistas. “Estamos empezando a hacer presentaciones a desarrolladores. Estamos en el proceso de ir identificando personas y corporaciones para entonces solicitar propuestas específicas. Entendemos que ya durante el segundo semestre del año que viene podamos tener propuestas”, dijo.

Opuesta la Comunidad
La confianza del Gobierno no la comparte la comunidad de Ceiba. Tanto el nuevo plan de reúso de la base como el plan de uso de terrenos fueron impugnados.

En cartas que envió a los oficiales federales a cargo de este proceso, el abogado Ramón Figueroa afirma que ambos documentos carecen de validez porque se radicaron sin las consultas a la comunidad que obliga la ley.

“Entendemos que ni el Supplemental Environmental Assessment, ni el apéndice (addendum) del 2010 al Plan de Reúso, ni el Plan Maestro (de uso de terrenos) del 2011 toman en cuenta de manera apropiada las necesidades de las comunidades vecinas de la instalación para el redesarrollo económico y otros desarrollos, como lo requiere la Ley para el Cierre y Realineamiento de Bases de Defensa de 1999, según enmedada”, afirmó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada